Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

12 de junio de 2020

Los líderes de Helvetia Seguros, Reale Seguros, Santalucía y Solunion participan en el webinar de ADECOSE “El seguro contra el Covid-19”

  • Íñigo Soto, Director General de Helvetia Seguros; Ignacio Mariscal, CEO de Reale Seguros; Andrés Romero, Consejero Director General de Santalucía; y Laurent Treilhes, Director General de Solunion España han protagonizado la tercera sesión de webinar de ADECOSE “El seguro contra el Covid-19”.

ADECOSE ha realizado su tercera mesa redonda “El seguro contra el Covid-19”, que ha contado con la intervención de Íñigo Soto, Director General de Helvetia Seguros; Ignacio Mariscal, CEO de Reale Seguros; Andrés Romero, Director General de Santalucia; y Laurent Treilhes, Director General de Solunion España. Los cuatro interlocutores han ofrecido su visión sobre el impacto del Covid-19 en sus compañías, la implantación de medidas con la mediación y los retos futuros del sector asegurador.

Los ponentes mostraron su satisfacción con la gran capacidad de reacción y de organización tecnológica que han demostrado sus compañías para adaptarse al teletrabajo. También destacaron la apuesta por nuevos proyectos durante estos meses, relacionados con la formación de sus trabajadores y corredores y de las iniciativas solidarias.

Asimismo, incidieron en el papel de amortiguación que ha desempeñado el sector asegurador durante esta crisis para cubrir las consecuencias más dañosas, garantizar el bienestar de la sociedad y funcionar como complemento a la acción del Gobierno con respecto al respaldo financiero.

En cuanto a las perspectivas de futuro, según el CEO de Reale Seguros, “la recuperación no va a ser cuestión de un año, sino que comenzará a finales de 2022 o de 2023”. Andrés Romero añadió que “en 2020 vamos a sufrir las consecuencias más importantes, un incremento de la siniestralidad y el parón de la actividad comercial en un periodo de ejercicio que debería ser el más productivo del año”.

En esta línea, Laurent Treilhes pronosticó que en 2021 el sector asegurador se estabilizará con un nivel alto de insolvencias y que la recuperación será lenta. Por su parte, Íñigo Soto mostró su optimismo al calificar al sector asegurador como “afortunado, solvente, modernizado y preparado para medir riesgos y capaz de dar una mejor respuesta a situaciones inesperadas que otros sectores”.

A pesar de este complicado panorama económico, en los meses venideros entrarán en juego nuevas oportunidades para el sector relacionadas con la oferta de productos y la apuesta tecnológica. Ignacio Mariscal defendió el smartworking: “nos hemos dado cuenta de que el sector asegurador es más tecnológico de lo que pensábamos y esto supone una oportunidad para ahorrar gastos e incrementar la eficacia comercial al contactar con nuevos clientes, identificar necesidades y ponernos en valor a través de internet”.

Por su parte, Treilhes destacó la sensible situación del seguro de crédito: “lo peor está por llegar en términos de siniestralidad e insolvencias tras esta primera oleada de siniestros por impagos por el confinamiento”. Con respecto a este seguro añadió que desde Solunion están buscando formas de aportar ofertas nuevas al mercado en término de productos de cobertura de riesgos: “aquí se demuestra que el producto de seguro de crédito sigue siendo muy atractivo y creo que tenemos muchas posibilidades de encontrar y desarrollar la venta de nuevos tipos de cobertura”.

Romero aportó demoledoras cifras que han registrado desde Santalucía sobre el seguro de decesos: “En Madrid solemos tener 20 fallecimientos diarios y en los días de pandemia hemos llegado a los 200; a nivel nacional, de 200 pasaron a 750 fallecimientos. Hemos multiplicado nuestro call center de 11 personas a 180 personas, hemos puesto medios propios con el fin de ayudar y con esto hemos convertido al seguro en algo útil, que ha aportado valor y certidumbre”.

Asimismo, Íñigo Soto agregó a esta nueva oferta de productos la responsabilidad a la hora de fijar precios: “deben reflejar las expectativas de siniestralidad de los doce meses siguientes. No podemos hacer una política de tarifas que nos pueda dar unos precios insuficientes. Eso no es ser agresivos: eso es equivocarnos”.

Por último, en cuanto a las medidas puestas en marcha para ayudar a la mediación, los ponentes concordaron en que durante estos meses sus compañías han desarrollado iniciativas de formación, asesoramiento y comunicación con la mediación que han contribuido a que siga funcionando y generando negocio. Martín Navaz, presidente de ADECOSE, cerró el debate sugiriendo la implantación de estrategias y planes comunes de las compañías con la mediación para salir de esta situación.